10 pasos para convertirse en un gran jugador de blackjack

29/05/2018

El blackjack es uno de los juegos más populares de los casinos. En todos los establecimientos del mundo, así como en las páginas de apuestas en línea dignas de ese nombre, el jugador podrá encontrar su rincón para echar una o varias partidas de este juego, descendiente del castellano veintiuna y ya famoso en los tiempos de Rinconete y Cortadillo.

Su éxito no proviene del azar: el blackjack combina la satisfacción de jugar con habilidad y estrategia con la emoción de su imprevisibilidad. Sus reglas son muy simples: el jugador debe aproximarse lo más posible al valor de 21 puntos, sin pasarse. Los jugadores de blackjack se dividen en dos grandes categorías: los que deciden jugar confiando en la suerte y los que utilizan la estrategia y las matemáticas. Aquí damos algunos consejos al jugador que desee probar su fortuna en este apasionante juego de cartas:

10 – Conoce las reglas

Este consejo, aparentemente perogrullesco, es desoído con demasiada frecuencia. Conocer las reglas del juego no solo significa haber leído un manual en línea, implica también conocer las reglas específicas de la mesa elegida, ya que varían según el casino, y algunas son más ventajosas que otras.

9 – Adhiérete a una estrategia

Es tentador probar suerte con un método, después con otro, después con otro… No obstante, los beneficios aguardan al jugador paciente y constante, capaz de elegir un plan y seguirlo hasta el final.

8 – Contar cartas no vale la pena

La imagen del experto contador de cartas capaz de engañar a los mayores casinos del mundo, aunque atractiva, ha quedado relevada al ámbito de las películas antiguas, y quizá nunca haya existido fuera de este. Los casinos de hoy en día utilizan hasta seis mazos por mesa y rebarajan las cartas cada poco tiempo, haciendo la tarea poco menos que imposible.

7 – Hincar los codos

Como en toda actividad intelectual, un paso ineludible para su dominio es el estudio. La mejor manera de jugar de forma rentable es aprenderse la tabla de estrategia básica del blackjack, también conocida como “tabla de decisiones”. Esta guía ofrece las jugadas más recomendables para reducir la ventaja de la casa, si bien no la elimina.

6 – 17 y no más

Lo mejor que puede hacer un jugador es detenerse si consigue una mano de 17 puntos o más, ya que a partir de este límite las posibilidades de pasarse se disparan. Este consejo no es universal: si el crupier saca un As o una carta alta, es posible que una estrategia más arriesgada aumente las probabilidades de ganar. Sin embargo, la estadística no miente: mejor quedarse que pasarse.

5 – Deja que el crupier se pase

Esta estrategia es el reflejo de la anterior: además de ejercer la prudencia como jugador, es importante mostrar astucia y dejar que el juego del crupier caiga por su propio peso. Si este saca un 4, un 5 o un 6, no debes pedir carta a menos que tengas una mano suave o soft hand, con la que no puedas pasarte de 21. ¿Por qué? Porque recordemos que, en el blackjack, no importa que se pase la casa si tú también te pasas. ¡Perderá el jugador!

4 – No pidas un seguro

En la mayoría de los casinos te ofrecerán la posibilidad de pedir un seguro por si el crupier saca un As. Esta estrategia, con la que al principio se recupera un poco de dinero, a la larga solo arroja pérdidas.

3 – Divide los Ases y los ochos

El As es la carta más fuerte del blackjack… que, si se une a otra igual, da una de las peores jugadas. Si te encuentras ante esta opción, divídelos con la jugada Split para multiplicar tus posibilidades de éxito. Lo mismo se aplica a los ochos: uno está bien, pero dos suman 16, que es la peor mano posible en el juego.

2 – Mantén unidos dieces y seises

Al igual que hay que separar algunas cartas, otras se deben mantener unidas. Una mano con dos dieces suma veinte puntos, y no se debe dividir. Una pareja de seises da doce, que de por sí no es espectacular. No obstante, si se divide, podría resultar en dos manos de dieciséis, lo que hay que evitar como la peste.

1 – No sucumbas a las supersticiones

La cultura del juego, como muchas otras, ha creado una exuberante mitología de fórmulas que harán rico al jugador. No te dejes engañar por cantos de sirena: ningún amuleto, ritual o pócima van a garantizarte una victoria: en la mesa, solo el ciego azar y tu habilidad cuentan.

El blackjack es uno de los juegos más divertidos y emocionantes a los que se puede jugar en un casino. Un jugador prudente va informado a la mesa, realiza apuestas mesuradas y nunca juega con más de lo que está dispuesto a perder.