Jugadores de fútbol que serían buenos jugadores de póker

11/23/2017

En los últimos años, y sobre todo con el boom meteórico del póker, cada vez son más los jugadores de fútbol que se alejan momentáneamente de los estadios para probar suerte en el tapete. Y más aún, ya son varios los que incluso están patrocinados por empresas del sector como PokerStars y prestan sus rostros a los anuncios televisivos, entre ellos Gerard Piqué, Cristiano Ronaldo o Neymar Jr.

Aparte de estos tres casos, a continuación, proponemos una lista de aquellos jugadores de fútbol, tanto españoles como extranjeros, que definitivamente serían buenos jugadores de este famoso juego de cartas, ya sea por su suerte divina o por su sangre fría en los momentos más frenéticos del partido:

Joaquín Sánchez

Joaquín Sánchez

No somos conocedores de las habilidades apostadoras del gaditano, actual jugador del Real Betis Balompié, pero lo que sí sabemos es que es el alma de la fiesta allá donde va. Joaquín amenaza con regularidad las redes sociales y las entrevistas que concede con sus chistes y bailes. Por tanto, creemos firmemente que él sería ese jugador gracioso y parlanchín que siempre podemos encontrar en las mesas de póker.

Sergio Ramos

Sergio Ramos

El defensa del Real Madrid y uno de los capitanes de la Selección Española de Fútbol no solo es conocido por su garra, su entrega y su lucha, sino también por el olfato de estar siempre en el lugar adecuado, como ha demostrado en sus recientes goles decisivos en las finales de la Champions League contra el Atlético de Madrid. Aparte de talento puro, también se intuye cierto factor de suerte en el halo que rodea a este jugador, y, como sabemos, el azar nunca debe faltar en una partida de póker.

Andrea Pirlo

Andrea Pirlo

El que fuera el timón sobre el que se erigía todo el juego de la Juventus de Turín y de la Selección Italiana de Fútbol durante muchos años, es conocido por su semblante serio sobre los terrenos de juego. Siempre inmutable, siempre elegante, Pirlo encajaría a la perfección en la mesa a la hora de no mostrar ningún tipo de emoción, le toquen las cartas que le toquen.

Toni Kroos

Toni Kroos

Un jugador sobrio y eficiente de los que ya no quedan. Una de las piezas clave en el centro del campo del Real Madrid, es una máquina alemana bien engrasada que mantiene un rendimiento constante sin altibajos. La paciencia que aplica en sus maniobras y pases resultaría vital para las largas partidas de póker, en las que no te puedes confiar si vas ganando ni hundirte si vas perdiendo.

Raúl González

Raúl González

El ex jugador del Real Madrid y otros clubes, ya retirado, atesora en su haber más de 400 goles durante toda su carrera deportiva. Sin embargo, no es el número de goles lo que siempre ha llamado la atención de este jugador especial, sino la manera de marcarlos. Raúl siempre estaba en el lugar y el momento adecuados, como si fuese capaz de anticiparse a lo que fuese a ocurrir. Esta habilidad sería crucial en las partidas de póker.

Iker Casillas

Iker Casillas

Desde su debut en la portería del Real Madrid, el cancerbero fue ganando a pulso su apodo de "San Iker" o "El Santo". Durante su trayectoria en el club y como uno de los capitanes de la Selección Española de Fútbol, Iker se hizo famoso por su casi infalible olfato a la hora de parar penaltis y realizar paradas cuando la afición rival ya cantaba el gol. Un olfato para el peligro que, sin duda alguna, sería idóneo en la mesa de póker ante momentos de tensión.

Andrés Iniesta

Andrés Iniesta

El jugador del FC Barcelona es sinónimo de levantar aplausos en todos los estadios por los que pasa. Y también lo es de frialdad, excepto en dos momentos clave en su carrera deportiva: el gol in extremis que marcó ante el Chelsea para dar a su club el pase a la final de la Champions League y, evidentemente, el gol en la prórroga de la final del Mundial de Fútbol de Sudáfrica ante la selección holandesa. Iniesta sería excelente a la hora de poner cara de póker.

Leo Messi

Leo Messi

Para muchos el mejor jugador de la historia del fútbol, el crack argentino está acostumbrado a soportar la alta presión de cargarse el equipo a sus espaldas. Messi es un líder nato y no tenemos dudas de que en una mesa de póker también llevaría la iniciativa con un juego directo y desequilibrante.