Tú juegas, todos ganamos

05/07/2018

Hay que reconocer que, por lo general, cuando metemos una moneda en una tragaperras o jugamos una partida de póker online, no solemos asociar estas actividades con conceptos como el altruismo o la solidaridad. Sin embargo, lo cierto es que las empresas del sector del juego donan parte de sus beneficios a asociaciones sin ánimo de lucro, aportando así su granito de arena para ayudar a los más lo necesitan.

Visto esto, aunque no obtengamos necesariamente un beneficio económico, siempre hay alguien que gana cuando jugamos. Dicho de otro modo: incluso perdiendo, ganamos todos...

La responsabilidad social no es un juego

plantita en monedas

En los últimos años se ha hablado mucho sobre la responsabilidad social corporativa (RSC), un concepto que surgió en Estados Unidos a finales de los años 50, pero que no llegó a Europa hasta la década de los 90. La RSC puede definirse como la estrategia de gestión que asume una empresa teniendo en cuenta no solo factores económicos, sino también sus efectos a nivel social y medioambiental. Al ser conscientes de su relación con el entorno en el que operan y aceptar su responsabilidad ética a la hora de mejorarlo, las empresas planifican sus políticas para contribuir al desarrollo y bienestar no solo de sus empleados, sino también del conjunto de la sociedad.

La globalización y una mayor exigencia a las organizaciones en materia de transparencia han hecho que este concepto cobre cada vez más importancia, y hoy en día las políticas de RSC son habituales en compañías de todos los sectores. La industria del juego no es una excepción, y recientemente este tipo de iniciativas se han convertido en una prioridad para los líderes del mercado, que dan a conocer sus esfuerzos a través de sus memorias anuales o de la información que publican en sus páginas web. The Rank Group, Betfair, William Hill, Bwin, 888, PokerStars, Bet365... todas ellas apoyan buenas causas en distintos sectores. Especialmente llamativo es el caso de Bet365, cuya fundadora, Denise Coates, creó una fundación con un fondo de 100 millones de libras, al que la propia empresa donó 50 millones. Con esos fondos colaboran con diversas asociaciones, principalmente dedicadas a la educación o la sanidad.

Un premio muy gordo

bombo de la lotería

A pesar de que los casinos y las tragaperras online son una tendencia al alza, los juegos clásicos como la lotería y las apuestas deportivas siguen gozando de muy buena salud. Según el último informe publicado por la Asociación de Loterías Europeas, que agrupa a los operadores de juegos de titularidad estatal, las ventas generadas por todos los juegos que gestionan sus miembros en la UE ascendieron a 79.788 millones de euros. Parte de estos ingresos se devuelven a los estados en forma de impuestos y, además, otra parte se dedica a fines sociales. En el informe mencionado se calcula que la aportación en este apartado fue de 21.300 millones de euros: más de una cuarta parte de lo obtenido a través de las ventas.

España es uno de los países europeos donde más se juega a la lotería, solo por detrás de Italia y Francia. SELAE, la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado, que gestiona juegos tan populares como la Quiniela, la BonoLoto, la Primitiva y el Euromillones, aparte de los ya tradicionales sorteos de Navidad y El Niño, publica memorias anuales en las que se recogen datos sobre las aportaciones a fines de carácter social.

Juega y gana...aunque pierdas

hombre corriendo en un campo de deportes

Si echamos un vistazo a los últimos datos disponibles, podemos ver que las grandes beneficiarias de dichas aportaciones son las ONG y otras asociaciones de carácter benéfico y humanitario. A ellas se dedican más de 18 millones de euros del total de los 26,8 millones revertidos a la sociedad española. A las actividades deportivas se dedican más de 6 millones de euros, y casi 1,5 millones van a parar a proyectos culturales, educativos o de investigación.

La intención de todas estas iniciativas es mejorar la vida de los colectivos que más lo necesitan, trazando el camino para avanzar hacia una sociedad mejor y más justa. Se calcula que más de 400.000 personas se han beneficiado de los proyectos apoyados por SELAE, y las previsiones indican que estos números se mantendrán o superarán, ya que las cifras de ventas encadenan varios años de crecimiento sostenido. Lo mismo cabe esperar de las aportaciones de los gigantes del juego online, dado que los ingresos que generan aumentan año tras año y el número de usuarios asciende a un ritmo imparable.

Así que la próxima vez que juegues, no te centres únicamente en tu situación personal y tus ganancias (¡o pérdidas!). Y es que, como acabamos de ver, aunque tú pierdas, ganamos todos.